Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

En sus propias palabras: Viviendo con herpes labial

English Version

Marie es una escritora independiente de 30 años de edad que ha tenido herpes labial reincidente desde sus años de adolescencia. Ahora que sabe cuándo aparecerán y qué puede hacer para reducirlos, son menos preocupantes.

¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Cuáles fueron sus síntomas?

Comencé a tener herpes labial en la preparatoria. Al menos una vez cada invierno, me salía una llaga en la nariz o la zona debajo de ella encima del labio. Antes de que salía la llaga tenía una sensación de hormigueo en el área y las glándulas debajo de mi mentón se sentían hinchadas y suaves. A menudo también podía tener síntomas ligeros de resfriado, como si estuviera combatiendo algo.

El mismo herpes al principio parecía una espinilla roja, pero después crecía y finalmente se volvía una costra antes de que se curara. A veces, toda la nariz se ponía roja e hinchada. El herpes labial duraba de 7 a 10 días. A veces, podía dejar una cicatriz roja temporal que podía durar otro par de semanas.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

El diagnóstico fue muy simple. Mi médico revisó las llagas y supo inmediatamente de qué se trataba.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

No tuve precisamente una reacción al diagnóstico real, pero la aparición del herpes labial era muy molesta. Tenía pena de ir a la escuela con una llaga en la nariz. Y éstas parecían presentarse en los peores momentos, como el día de la toma de foto de la generación (esto pasó tanto en la preparatoria como en la universidad, afortunadamente pude volver a tomarme las fotos). Mantenía la cabeza agachada o trataba de cubrir las ampollas con maquillaje para que la gente no las notara. (El maquillaje era una mala idea porque de hecho resaltaba la llaga).

Conforme fui creciendo, las llagas surgían con menos frecuencia y generalmente podía identificarlas y tratarlas antes de que empeoraran. También me di cuenta de que no era gran cosa, ya que desaparecían en una semana más o menos.

¿Cómo controla el herpes labial?

Apliqué todo tipo de cremas sobre las llagas para hacerlas desaparecer más rápido, pero nada funcionó. Finalmente, hace algunos años mi dentista me dijo sobre un medicamento antiviral (aciclovir) que puede ayudar a acortar la duración de la llaga. El truco está en tomar el medicamento tan pronto tenga la sensación de hormigueo, incluso antes de que aparezca la llaga. He hecho esto un par de veces y he prevenido de forma exitosa la aparición de la llaga. Sin embargo, apareció una de nuevo recientemente; no tuve tiempo de obtener la prescripción, así que sólo tuve que esperar. Para evitar que esto pase de nuevo, voy a surtir la receta, de esta forma, tendré las pastillas y podré empezar a tomarlas inmediatamente cuando lo necesite.

¿Ha hecho algún cambio en su estilo de vida o cambios en la dieta en respuesta a su herpes labial?

He notado que a veces el herpes labial ocurre cuando me siento fatigada, estresada o cuando un resfriado está por llegar. Así que cuando empiezo a sentir esos síntomas, trato de dormir más y lidiar con lo que sea que está causando el estrés. A veces esto funciona y otras no.

¿Qué consejo le daría a cualquier persona que vive con herpes labial?

Pídale a su médico una receta para un medicamento antiviral y tenga una dosis a la mano. Ponga atención a su cuerpo y cuídese cuando esté fatigado o estresado. También esté alerta del hormigueo; en cuanto lo sienta, trátelo.

Y cuando no pueda prevenir una llaga, que ciertamente ocurrirá, póngalo en perspectiva. Desaparecerá de siete a diez días y usted estará bien. Trate de que no lo aflija demasiado. (Esto es más fácil de hacer cuando no está cursando la preparatoria.)

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.