Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

El glaucoma es un conjunto de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y provocar pérdida visual o ceguera. El nervio óptico es un cúmulo de más de 1 millón de fibras nerviosas. Éste conecta a la retina con el cerebro. La retina es la capa sensible a la luz en la parte posterior del ojo; contiene millones de células llamadas bastones y conos. Cuando los bastones y los conos recogen la luz, sucede una reacción química. Esto envía un impulso eléctrico desde la retina, a través del nervio óptico, hasta el cerebro. Esto es el sentido de la vista. Un nervio óptico sano es esencial para una buena visión.

Anatomía Normal del Ojo

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Generalmente, el glaucoma es causado por un incremento en la presión del interior del ojo. En el frente del ojo, existe un pequeño espacio llamado cámara anterior, la cual yace entre el cristalino y la córnea. Un líquido transparente fluye hacia adentro y hacia afuera de la cámara para bañar y nutrir los tejidos circundantes. En la mayoría de los casos de glaucoma, por razones desconocidas, el líquido sale de forma demasiado lenta de la cámara anterior del ojo. A medida que el líquido se acumula, la presión dentro del ojo se incrementa. A menos que la presión sea controlada, ésta puede dañar el nervio óptico y otras partes del ojo, ocasionando pérdida de la visión.

Glaucoma

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se estima que 2.5 millones de estadounidenses tienen glaucoma, y que la mitad de estas personas no saben que lo tienen. El glaucoma es la segunda causa que ocasiona ceguera legal en los Estados Unidos, y la primera causa que conlleva a ceguera en afroamericanos.

Existen varias formas de glaucoma. Las más comunes incluyen:

Glaucoma de ángulo abierto: El líquido a veces puede drenarse a través de un ángulo de drenaje del ojo de forma muy lenta, lo cual conlleva a que el líquido se regrese y a que haya una gradual pero persistente presión intraocular (IOP). El ángulo entre las estructuras del ojo aparecen normales o abiertas. Éste es el tipo más común de glaucoma.

Glaucoma de ángulo cerrado: El drenaje del ojo se torna físicamente bloqueado cuando las estructuras oculares cierran un ángulo de salida ya de por sí estrecho. Esto atrapa el líquido en el ojo y ocasiona que la IOP aumente. El glaucoma de ángulo cerrado puede ser agudo, sub-agudo, intermitente o crónico. Un glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica que debe tratarse rápidamente para evitar la pérdida de la visión o la ceguera.

Glaucoma de tensión normal o baja: El nervio óptico está dañado aunque la IOP no esté elevada. Esta forma está poco entendida.

Glaucoma congénito: Este tipo de glaucoma ocurre ya sea al nacer o dentro de los primeros años. Generalmente se relaciona con defectos en el ojo que reducen el drenaje normal de líquido.

Glaucoma secundario: Este tipo de glaucoma puede desarrollarse como una complicación de otra condición médica. Los ejemplos incluyen tumor, inflamación, diabetes, lesión en el ojo o una terapia corticosteroide a largo plazo.

Referencias:

American Academy of Ophthalmology website. Disponible en: http://www.aao.org/.

Glaucoma Research Foundation website. Disponible en: http://www.glaucoma.org/.

National Eye Institute website. Disponible en: http://www.nei.nih.gov/.

Weinreb RN, Khaw PT. Primary open-angle glaucoma. Lancet. 2004;363:1711.

Mayo Clinic website. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/glaucoma/DS00283/DSECTION=1. Accedido el 1o. de febrero, 2007.

Última revisión septiembre 2011 por Christopher Cheyer, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.


 
CreativeChangePowered by: Creative Change, Inc.