Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento tempranos. Los exámenes de revisión por lo general se administran a personas sin síntomas presentes, pero que podrían estar en alto riesgo de ciertas enfermedades o condiciones. Durante la revisión, no se realizan exámenes invasivos tales como biopsias.

La revisión es un método para averiguar si usted tiene hepatitis antes de comenzar a tener síntomas. La revisión involucra:

  • Valorar su historial médico y hábitos del estilo de vida que podrían incrementar o reducir su riesgo de hepatitis
  • Someterse a exámenes para identificar señales tempranas de hepatitis, incluyendo exámenes sanguíneos para detectar antígenos y anticuerpos de hepatitis

Exámenes de Revisión

Los exámenes sanguíneos pueden revisar o examinar rutinariamente para detectar hepatitis en personas que están en riesgo incrementado de infección. Estos exámenes involucran revisar la presencia o ausencia de antígenos y anticuerpos de hepatitis. Los antígenos son proteínas externas; los anticuerpos son proteínas que su cuerpo ha producido para combatir agentes infecciosos.

Indicaciones de Revisión

The Centers for Disease Control and Prevention recomiendan la revisión de hepatitis en personas en alto riesgo de la enfermedad. Factores de riesgo comunes para hepatitis B y C incluyen:

  • Consumidores de drogas IV, anteriores o actuales (o una pareja sexual que se inyecte drogas ilegales, anterior o actual)
  • Receptores de productos de coagulación sanguínea (especialmente tipos más antiguos que no se han sometido a métodos modernos de purificación y de producción).
  • Receptores de sangre, especialmente antes de 1992
  • Receptores de un trasplante de órgano sólido, especialmente antes de 1992 cuando se desarrollaron exámenes de revisión mejorados
  • Elevación persistente de ciertos exámenes de función hepática
  • Hemodiálisis crónica
  • Personas que alguna vez han compartido un artículo personal (cepillo dental, rasuradora, u otro artículo que tenía sangre en él, incluso si no era visible) con alguien que tenga hepatitis C
  • Tener una pareja sexual que tenga hepatitis C
  • Tener una pareja sexual que tenga o haya tenido una enfermedad de transmisión sexual (STD)
  • Cualquier persona con una STD
  • Problemas hepáticos no diagnosticados
  • Trabajadores de la salud expuestos a sangre o a fluidos corporales
  • Bebés de madres con hepatitis C

Referencias:

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) website. Disponible en: http://www.cdc.gov/.

National Digestive Diseases Information Clearinghouse website. Disponible en: http://digestive.niddk.nih.gov/.

Última revisión marzo 2013 por Daus Mahnke, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.


 
CreativeChangePowered by: Creative Change, Inc.