Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

Sus huesos crecen y se endurecen durante la infancia, pero la acumulación ósea no se completa hasta que usted está en sus veinte años de edad. La masa ósea que consigue antes de los 30 años de edad quizás sea el determinante más importante de su salud esquelética de por vida. Los factores genéticos ejercen una fuerte influencia sobre su masa ósea pico, pero los factores psicológicos, ambientales y que se pueden cambiar en el estilo de vida también pueden tener un rol significativo. Entre éstos se encuentra el tener una nutrición y un peso corporal adecuados, exponerse a las hormonas sexuales durante la pubertad y mantener una actividad física.

Maximizar la masa ósea temprano en la vida es la forma más crucial para reducir el impacto de la pérdida ósea relacionada al envejecimiento. La infancia también es un momento crítico de desarrollo de los hábitos de estilo de vida propicios para mantener una buena salud ósea a través de la vida. Por ejemplo, el ejercicio promueve huesos fuertes. El fumar cigarros, lo cual usualmente inicia en la adolescencia, quizás afecte negativamente su habilidad de lograr una masa ósea alta.

He aquí algunos consejos para reducir su riesgo de osteoporosis:

Coma una Dieta Balanceada Rica en Calcio y en Vitamina D

Una buena nutrición es esencial para un crecimiento normal. Una dieta balanceada, con las calorías adecuadas y nutrientes adecuados son la base para el desarrollo de todos sus tejidos, incluyendo los óseos. Se cree que el consumo inadecuado de calcio y de vitamina D contribuye al desarrollo de la osteoporosis.

Calcio

El calcio es el nutriente más importante para lograr una masa ósea pico y para prevenir y tratar la osteoporosis. Dependiendo de su edad, los consumos recomendados de calcio para los adultos recae entre 1,000 y 1,300 mg por día, de acuerdo con la National Academy of Sciences.

Usted puede incrementar su consumo de calcio al consumir más alimentos ricos en calcio como la leche baja en grasa, yogur, queso, sardinas, alimentos de soya y brócoli. Muchos alimentos, como el jugo de naranja, las barras de desayuno y los cereales ahora también están fortificados con calcio. Usted puede incrementar el contenido de calcio de los productos horneados en casa al agregarle leche en polvo sin grasa. Si usted es incapaz de conseguir la cantidad adecuada de calcio a través de su dieta, hable con su médico o con un dietista registrado (RD) sobre algún suplemento.

Una alimentación alta en proteínas, cafeína, fósforo y sodio puede afectar de manera adversa el balance de calcio, pero los efectos quizás no sean tan importantes en individuos con consumos adecuados de calcio.

Vitamina D

Se requiere de vitamina D para una absorción óptima del calcio y por ello también es importante para su salud ósea. Su piel produce vitamina D en respuesta a la exposición directa a la luz solar. Aproximadamente 10-15 minutos de exposición a la luz del sol de dos a tres veces a la semana son suficientes para lograr los requerimientos de vitamina D en la mayoría de las personas.

Los adultos de la tercera edad y las personas que se exponen poco a la luz solar tienen dificultades para alcanzar los requerimientos de vitamina D. La mayoría de los infantes y niños pequeños en los Estados Unidos tienen un consumo adecuado de vitamina D debido a la complementación y fortificación de la leche. Durante la adolescencia, cuando el consumo de productos lácteos disminuye, el consumo de vitamina D quizás sea inadecuado, y esto puede afectar negativamente la absorción del calcio.

Los expertos recomiendan un consumo diario de entre 400 y 800 unidades internacionales (IU) de vitamina D. Usted puede obtener más vitamina D al tener por lo menos 15 minutos de luz solar dos o tres veces por semana, bebiendo leche fortificada con vitamina D o tomando un suplemento de vitamina D. Recuerde que el exceso de vitaminada D ocasionada por suplementos o aceite de hígado de bacalao ¡puede ser tóxico!

Otros Nutrientes

Se han evaluado otros nutrientes en relación la salud de los huesos. Un estudio reciente mostró que mujeres posmenopáusica japonesas que tomaron suplementos de vitamina K experimentaron un índice reducido de fracturas. Debido a los efectos secundarios y a la interacción con los medicamentos, hable con su médico o con su dietista antes de que usted comience a tomar suplementos alimenticios. *

Ejercítese Regularmente

Existe una fuerte evidencia de que la actividad física regular en la niñez y en la adolescencia contribuye a una masa ósea más alta. El ejercitarse durante los años posteriores, combinado con un consumo adecuado de calcio y de vitamina D, quizás ayude a reducir el declive de la densidad ósea asociado con el envejecimiento. Evidencia indica que los ejercicios de soporte de peso y de resistencia son los más propensos a ser benéficos.

Para ayudar a reducir la pérdida ósea, practique ejercicio de soporte de peso regularmente. Ejemplos incluyen caminar, correr, jugar tenis, bailar, escalar y practicar racquetball. El entrenamiento de fortalecimiento también puede ayudar a incrementar su densidad ósea y a mantener sus músculos fuertes, lo cual lo hace menos propenso a caerse.

Un estudio reportado en el número de Enero/Febrero de 2001 del Journal of the American Academy of Orthopedics sugiere que fumar pone a las personas en un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis.

Evite el Consumo Excesivo de Alcohol y de Cafeína

El alcohol tiene varios efectos negativos en los huesos. El alcohol puede interferir con el metabolismo de la vitamina D, lo cual provoca una absorción deficiente de calcio. También incrementa la excreción de magnesio. Además, los alcohólicos tienden a tener dietas que carecen de muchos nutrientes claves, incluyendo calcio y vitamina D.

Beber en exceso puede afectar la producción de hormonas tanto en mujeres como en hombres. En mujeres premenopáusicas, el uso crónico de alcohol puede provocar ciclos menstruales irregulares. Esto incrementa el riesgo de osteoporosis. La producción de testosterona se podría afectar en hombres alcohólicos. Los niveles bajos de testosterona han estado ligados a una reducción en la formación ósea.

El consumo excesivo de alcohol se asocia con un riesgo incrementado de fracturas. El alcohol afecta su equilibrio y manera de andar, lo cual lo hace más propenso a dar un traspié, tropezarse o chocar con objetos.

La relación entre el uso de la cafeína y la salud ósea no está claramente establecida. Los estudios sobre el efecto de la cafeína en los huesos han arrojado resultados mixtos. Con base en los estudios hasta la fecha, las recomendaciones actuales son un consumo moderado de cafeína, lo cual equivale a dos o menos tazas de café por día.

Hable con Su Profesional de la Salud Acerca Medicamentos para la Prevención

Medicamentos, como los estrógenos, el alendronato, risedronato, entre otros, han sido aprobados en los Estados Unidos por la Food and Drug Administration para la prevención y tratamiento de la osteoporosis. Estos medicamentos reducen o detienen la ruptura ósea.

Terapia de Reemplazo Hormonal (HRT)

Se han utilizado una terapia de reemplazamiento de estrógeno (ERT) junto con una HRT combinada para prevenir y tratar la osteoporosis. La ERT contiene sólo estrógeno; la HRT combinada contiene estrógeno más progestina. La ERT y la HRT combinada han demostrado reducir la pérdida ósea, incrementar la densidad ósea en la espina y en la cadera, y reducir el riesgo de fracturas en la espina y en la cadera en mujeres posmenopáusicas. La ERT está disponible como una píldora o como un parche cutáneo; la HRT está disponible en forma de pastilla.

Aunque la ERT/HRT combinada quizás reduzca el riesgo de osteoporosis a la mitad, es importante notar que una investigación reciente muestra una fuerte asociación entre la ERT a largo plazo o el uso de la HRT y un riesgo significativamente incrementado de cáncer de seno invasivo, apoplejías, ataques cardiacos y coágulos sanguíneos. Asegúrese de discutir todos estos riesgos para la salud y los beneficios de la terapia hormonal con su médico para determinar si es el adecuado para usted.

Alendronato Sódico (Fosamax)

El alendronato proviene de una clase de medicamentos conocidos como bisfosfanatos. Se utiliza en la prevención y tratamiento de la osteoporosis. Debe tomarse con un vaso lleno de agua a primera hora por la mañana al menos media hora antes de comer, beber, o tomar otras medicinas. Los individuos deben permanecer en posición erguida por lo menos durante media hora después de tomar este medicamento.

Risedronato Sódico (Actonel)

El risedronato también es un bisfosfonato. Este reduce la pérdida ósea, incrementa la densida ósea y reduce el riesgo de fracturas de la espina o de otros sitios. Debe tomarse con un vaso lleno de agua a primera hora por la mañana y por lo menos media hora antes de comer, beber, o tomar otras medicinas. Los individuos deben permanecer en una posición erguida por lo menos durante media hora después de tomar este medicamento.

Ácido Zoledrónico (Zometa)

El ácido zolendrónico es el bisfosfonato disponible más potente, de hecho es tan potente que sólo puede administrarse con una inyección. Parcialmente debido a su inconveniente forma para administrarse, el ácido zolendrónico se ha reservado ampliamente para el uso de pacientes seriamente enfermos con tipos de cáncer que afectan a los huesos. Sin embargo, un estudio reciente sugiere que inyecciones anuales en pacientes con una fractura de cadera reciente debida a un trauma mínimo (como aquellos que ocurren con la osteoporosis) pueden reducir su riesgo de una segunda fractura.

Investigadores trataron a 2,127 pacientes que tuvieron una fractura de cadera quirúrgicamente reparada dentro de los 90 días previos con inyecciones anuales de ácido zoledrónico (5 mg) o con un placebo hasta por cinco años. Todos los sujetos (quienes tenían una edad promedio de 75 años) también recibieron vitamina D y suplementos de calcio . Comparados con aquellos a quienes se les asignó el placebo, los paciente que recibieron el ácido zoledrónico fueron significativamente menos propensos a sufrir fracturas recurrentes de la cadera y en cualquier otra parte durante más de dos a tres años de seguimiento. También fueron más propensos a sobrevivir. *

Raloxifeno (Evista)

El raloxifeno es un medicamento de una clase llamada moduladores receptores de estrógeno (SERM). Éste ayuda a prevenir la pérdida ósea en la espina, la cadera y en todo el cuerpo y quizás incremente la masa ósea. En algunos estudios, después de tres años de uso, el raloxifeno redujo el riesgo de fracturas de la espina en aproximadamente 50%. El raloxifeno está disponible como una píldora y debe tomarse una vez al día, con o sin los alimentos.

Los efectos secundarios no son comunes. Aquellos reportados incluyen bochornos y trombosis venosa profunda.

Calcitonina (Miacalcin)

La calcitonina es una hormona producida naturalmente que ayuda a reducir la pérdida ósea, incrementa la densidad ósea, reduce el riesgo de fracturas de la espina y quizás alivie el dolor de las fracturas de huesos. Se administra a mujeres que por lo menos tienen cinco años en la menopausia. Se administra como una inyección o en forma de aerosol nasal.

Realícese una Prueba de Densidad Mineral Ósea

Con frecuencia, la osteoporosis no tienen síntomas y puede pasar desapercibida por años. Por esa razón, un diagnóstico temprano es importante. Una prueba de densidad mineral ósea (BMD) puede diagnosticar la osteoporosis y determinar su riesgo de fractura. La BMD es una prueba indolora no invasiva que mide la densidad (masa) de sus huesos. Hable con su profesional de la salud sobre si usted es o no un candidato para la prueba de BMD.

Pregúntele a Su Profesional de la Salud Sobre Cualquiera de Sus Medicamentos Regulares que Pudiera Contribuir a Osteoporosis
  • Glucocorticoies, como la prednisona
  • Inmunosupresores, como el metrotrexato y la ciclosporina
  • Quimioterapia
  • Reemplazo de hormonal tiroidal
  • Anticonvulsivos, como la fenitoína
  • Diuréticos de asa
  • Medicamentos que contienen aluminio, como algunos antiácidos
  • Terapia con heparina a largo plazo
Referencias:

National Institutes of Health website. Disponible en: http://www.nih.gov/.

National Osteoporosis Foundation website. Disponible en: http://www.nof.org/.

Updated section on Other Nutrients on 10/6/06 according to the following study, as cited by http://www.dynamicmedical.com/what.php: Cockayne S, Adamson J, Lanham-New S, et al. Vitamin K and the prevention of fractures: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med. 2006;166:1256-1261.

Updated Medication section on 10/9/07 according to the following study, as cited by http://www.dynamicmedical.com/what.php: Lyles KW, Colón-Emeric CS, Magaziner JS. Zoledronic acid and clinical fractures and mortality after hip fracture. N Engl J Med. 2007 Sep 26. [Publicación electrónica aparecida antes que la impresa]

Última revisión septiembre 2010 por Marcin Chwistek, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.


 
CreativeChangePowered by: Creative Change, Inc.