Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

La diabetes tipo 2 es principalmente un trastorno en el cual las células en el cuerpo no responden a los niveles altos de insulina (resistencia a la insulina). En algunos casos de diabetes tipo 2, las células beta no producen suficiente insulina.

La insulina es una hormona que normalmente es producida por el páncreas. Esta hormona ayuda a que su cuerpo convierta el alimento en energía. Sin insulina, la glucosa, (azúcar) que proviene de los alimentos que usted ingiere no puede entrar a las células, y la glucosa se acumula en el sangre. Sus tejidos corporales carecen de energía.

El Páncreas

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La diabetes tipo 2, que anteriormente era llamada diabetes de inicio durante la edad adulta o diabetes no dependiente de la insulina, es la forma más común de diabetes. De los casi 16 millones de estadounidenses con diabetes, 70%-95% tienen diabetes de tipo 2. Generalmente, las personas desarrollan la diabetes tipo 2 después de los 45 años de edad, pero ésta puede ocurrir a cualquier edad, inclusive durante la infancia.

En años recientes, ha habido un incremento en el número de casos de diabetes tipo 2 diagnosticada en adolescentes y niños. En parte, se cree que una causa responsable de esto son los problemas de sobrepeso y obesidad infantil, resultado de hábitos pobres de alimentación y un estilo de vida sedentario.

La diabetes tipo 2 ocurre porque una o dos de las siguientes condiciones existen:

  • Las células beta en el páncreas no producen suficiente insulina en relación con las necesidades del cuerpo.
  • Las células musculares, hepáticas o la grasa no responden a altos niveles de insulina (lo cual se denomina resistencia a la insulina).

Ser obeso o tener sobrepeso, especialmente en el área abdominal, es la causa principal de la resistencia a la insulina e incrementa las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

La clave para controlar la diabetes es mantener el nivel de azúcar de su sangre dentro de un rango saludable. Cuando su nivel de azúcar en la sangre no se encuentra dentro de un rango ideal, usted puede experimentar los siguientes problemas:

A corto plazo:

  • Azúcar elevada en la sangre, llamada hiperglucemia
  • Baja azúcar en la sangre, llamado hipoglucemia

A largo plazo:

  • Ceguera
  • Enfermedad renal
  • Enfermedad cardiaca
  • Apoplejía
  • Enfermedad nerviosa, lo cual puede causar adormecimiento, dolor o alterar la sensibilidad como el sentir ardor en las piernas y en los pies
  • Pérdida de miembros, cuando las amputaciones son necesarias debido a una infección, mala circulación o a una enfermedad nerviosa
  • Impotencia

Referencias:

American Diabetes Association website. Disponible en: http://www.diabetes.org. Accedido el 8 de febrero, 2006.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. National Institutes of Health website. Disponible en: http://www.niddk.nih.gov/. Accedido el 8 de febrero de 2006.

Última revisión septiembre 2012 por Brian Randall

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.