Hartford Hospital

Conditions In Depth

Search for

La endometriosis con frecuencia inicia en los años de adolescencia y se desarrolla lentamente en el transcurso de la vida de una mujer. Sus causas no se entienden completamente, y se cree que factores genéticos desempeñan una función principal en su acontecimiento. Existe poca evidencia de que la endometriosis se puede prevenir; sin embargo, algunos cambios en el estilo de vida podrían ayudar a reducir su riesgo.

Haga Ejercicio Regularmente

Estudios recientes sugieren que el ejercicio regular podría reducir su riesgo de endometriosis. Un estudio encontró que las mujeres que hacen ejercicio regularmente, que comenzaron a hacer ejercicio antes de los 15 años de edad, y que hacen ejercicio más de siete horas a la semana, tienen riesgo más bajo de la enfermedad.

Para obtener mayor información acerca de cómo iniciar un programa regular de ejercicio, pulse aquí .

Evite el Consumo Excesivo de Alcohol y Cafeína

Las mujeres que toman grandes cantidades de alcohol o bebidas con cafeína parecen tener un riesgo incrementado de endometriosis. Esto se podría deber al hecho de que estas dos sustancias incrementan los niveles de estrógeno en el cuerpo.

Para obtener mayor información acerca de cómo disminuir su consumo de cafeína, pulse aquí.

Considere Anticonceptivos Orales

El uso a largo plazo de anticonceptivos orales podría reducir su riesgo de endometriosis. Probablemente esto es porque regulan las menstruaciones y por lo general reducen la cantidad de sangrado durante la menstruación.

El uso de anticonceptivos orales para reducir el riesgo de endometriosis es una decisión que se debería tomar con el consejo de su médico. Sin embargo, si se están considerando los anticonceptivos orales como una opción para el control natal, este beneficio adicional podría ser útil para tomar una decisión.

Referencias:

Kistner's Gynecology and Women's Health. 7th ed. Mosby-Year Book; 1999.

National Institute of Child Health and Human Development website. Disponible en: http://www.nichd.nih.gov/. Accedido marzo 1, 2006.

Última revisión septiembre 2012 por Andrea Chisholm

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.