Hartford Hospital

Conditions In Full

Search for

La depresión es una condición seria que involucra su cuerpo, estado de ánimo, y pensamientos. Ésta afecta la manera en la que usted come y duerme, la manera en la que se siente sobre sí mismo, y la manera en la que piensa acerca de las cosas. Un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado de ánimo decaído pasajero. No es una señal de debilidad personal o una condición que se pueda querer o desear alejar. Las personas con una enfermedad depresiva no pueden simplemente "calmarse" y mejorar.

Sin tratamiento, los síntomas pueden durar semanas, meses, o años. Sin embargo, el tratamiento adecuado puede ayudar a la mayoría de personas que sufren de depresión. Las personas con depresión podrían no reconocer que tienen un trastorno tratable o podrían no ser animadas a buscar o permanecer en un tratamiento debido a sentimientos de vergüenza y el estigma asociado. Con demasiada frecuencia, la depresión no tratada o tratada inadecuadamente está asociada con el suicidio.

Existen tres tipos principales de trastornos depresivos:

  • Trastorno depresivo mayor
  • Trastorno distímico
  • Trastorno bipolar (enfermedad maniaco-depresiva)

En un año determinado, los trastornos depresivos afectan un estimado de 9.5% de estadounidenses adultos de 18 años de edad y más. Casi el doble de mujeres (12%) que de hombres (7%) son afectadas por un trastorno depresivo cada año.

Cualquier tipo de depresión se puede encontrar en familias, sugiriendo que se puede heredar una vulnerabilidad biológica. La depresión también puede ocurrir en personas que no tienen historial familiar de la condición. Factores adicionales, como agentes estresantes en el hogar, trabajo, o escuela, podrían desencadenar la depresión.

Ya sea heredada o no, con frecuencia la depresión está asociada con un desequilibrio en químicos cerebrales. Con mucha frecuencia, una combinación de factores genéticos, psicológicos, y ambientales está involucrada en el inicio de un trastorno depresivo. La depresión también podría ser el resultado de una enfermedad física crónica o de ciertos medicamentos o drogas. En personas que han padecido depresión previamente, se podría precipitar otro episodio debido a muy poco o nulo estrés.

Referencias:

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 4th ed. Text Revision. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2000.

Depression. National Institute of Mental Health. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/healthinformation/depressionmenu.cfm. Accedido marzo 24, 2007.

Men and depression. National Institute of Mental Health website. Disponible en: http://menanddepression.nimh.nih.gov/infopage.asp?id=10. Accedido marzo 28, 2007.

National Institute of Mental Healthwebsite. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/.

Última revisión septiembre 2012 por Brian Randall, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.


 
CreativeChangePowered by: Creative Change, Inc.