Hartford Hospital

Search for

Terapia de Oxígeno

English Version

Definición | Razones para el Procedimiento | Factores de Riesgo para Tener Complicaciones Durante el Procedimiento | Qué Esperar | Llame a Su Médico Si Ocurre Cualquiera de lo Siguiente

Definición

La terapia de oxígeno administra oxígeno complementario a los pacientes que padecen enfermedades pulmonares u otras condiciones que afectan la función pulmonar y reducen la cantidad de oxígeno que se transfiere dentro de la sangre.

Respiración pulmonar

Respiración pulmonar
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para el Procedimiento

La terapia de oxígeno se requiere cuando un paciente no está recibiendo suficiente oxígeno, por lo general a causa de una condición de salud o lesión. Algunas causas comunes de oxígeno insuficiente incluyen:

  • Enfisema: se cree que el oxígeno a largo plazo aumenta la supervivencia
  • Sarcoidosis
  • Enfermedad pulmonar en fase terminal
  • Otras condiciones pulmonares crónicas
  • Algunas personas tienen una condición en la que sus niveles de oxígeno caen durante el sueño. Esto da como resultado síntomas de insomnio, pensamiento alterado, fatiga, e inquietud. Esta es una condición en la que se prescribe oxígeno.
  • La terapia de oxígeno se prescribe principalmente cuando el nivel de oxígeno en la sangre es menor o igual a 55 mmHG o la saturación de oxígeno en la sangre arterial es menor al 88%.

Factores de Riesgo para Tener Complicaciones Durante el Procedimiento

La terapia de oxígeno es un procedimiento muy seguro. El factor de riesgo más importante es el riesgo de explosión, por lo que es importante mantener el suministro de oxígeno alejado de llamas abiertas. Además, fumar tabaco no es aceptable alrededor de pacientes que reciben oxígeno.

Qué Esperar

Existen requerimientos específicos que se deben cubrir antes que se pueda prescribir oxígeno. Es posible que su médico necesite analizar una muestra de sangre para determinar la cantidad de oxígeno que contiene. A esto se le llama un gas de sangre arterial.

El médico le recetará oxígeno según sea necesario. La prescripción incluirá cuánto oxígeno se requiere y cuándo administrarlo.

No se administra anestesia antes o durante de la terapia de oxígeno.

La terapia de oxígeno se administra más comúnmente vía una máscara en el rostro o un tubo de plástico, llamado cánula, éste se inserta dentro de las fosas nasales. También se puede administrar mediante un catéter de oxígeno, que es un tubo delgado colocado en el cuello para que el oxígeno se pueda transferirse directamente a la tráquea. Este tratamiento se llama terapia de oxígeno transtraqueal.

Los sistemas de oxígeno están disponibles en tres formas: concentradores, sistemas de gas comprimidos y sistemas líquidos. Los concentradores son aparatos que se conectan en una toma de corriente eléctrica y empujan oxígeno del aire. Disponibles en una variedad de tamaños portátiles, los sistemas de gas comprimidos vienen en tanques cilíndricos de acero o aluminio. Los sistemas líquidos incluyen tanto un componente grande y estacionario, como un componente portátil para llevar oxígeno.

Después que se completa una sesión de terapia de oxígeno, el nivel de oxígeno sanguíneo caerá dentro de un lapso de unos cuantos minutos.

La cantidad de tiempo que necesitará seguir con la terapia de oxígeno depende de la causa de la función pulmonar dañada. Las personas con infecciones respiratorias pueden sólo necesitar terapia temporalmente, mientras que las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD) pueden necesitar seguir con la terapia de oxígeno permanentemente.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

La duración de la terapia de oxígeno depende de la función pulmonar. Puede durar desde un par de horas hasta 15 horas o más por día.

El procedimiento es indoloro.

Si el contenedor de oxígeno está expuesto a una llama abierta, hay un riesgo de explosión.

La terapia de oxígeno no requiere una estancia en el hospital.

No se requiere cirugía.

El pronóstico depende de la causa de la función pulmonar reducida. El pronóstico para personas con COPD es malo, mientras que el pronóstico para personas con enfermedades curables, como infecciones respiratorias, es bueno.

Llame a Su Médico Si Ocurre Cualquiera de lo Siguiente

  • Respiración rápida
  • Pérdida de apetito
  • Tinte gris/azul alrededor de los ojos, labios, y encías
  • Dificultad para dormir
  • Debilidad
  • Falta de aliento
RESOURCES:

American Lung Association

http://www.lungusa.org/

Children's Physician Network

http://www.cpnonline.org/

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Lung Association

http://www.lung.ca/

References:

American Lung Association website. Available at: http://www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=35697.

Bateman NT, Leach RM. ABC of oxygen. BMJ. 1998;317:798-801. Available at http://www.bmj.com/cgi/content/full/317/7161/798. Accessed February 28, 2007.

Bailey RE. Home oxygen therapy for treatment of patients with chronic obstructive pulmonary disease. Am Fam Physician. 2004;70(5). Available at http://www.aafp.org/afp/20040901/cochrane.html. Accessed February 28, 2007.

Última revisión noviembre 2012 por Brian Randall, MD

La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un professional medico. LLAME A SU MEDICO DE INMEDIATO SI PIENSA QUE PODRIA TENER UNA EMERGENCIA. Siempre busque consejo médico antes de comenzar un nuevo tratamiento o si tiene preguntas sobre una condición médica.